21 DE SEPTIEMBRE, DIA MUNDIAL DEL ALZHEIMER

2016-09-20 13.13.45.jpg

El Alzheimer es una enfermedad progresiva y degenerativa del cerebro, provocando un deterioro en la memoria, el pensamiento y la conducta de la persona, disminuyendo así sus funciones intelectuales. Esto a su vez hace que no pueda  realizar las actividades de la vida diaria. La enfermedad de Alzheimer es la más común de las demencias. Esta enfermedad fue descrita por vez primera en 1907 por el médico alemán Alois Alzheimer, de quien tomó su nombre.

La enfermedad suele aparecer a partir de los 65 años y es más frecuente en mujeres. El aumento de la esperanza de vida de la población ha hecho que haya mayor riesgo de padecerla. En España la padecen cerca de 700.000 personas

Todavía no se conoce la causa exacta que hace que se desarrolle esta enfermedad, pero está claro que se producen una compleja serie de cambios que ocurren en el cerebro después de un largo periodo de tiempo. Puede que la causa sea multifactorial, factores genéticos, ambientales y del estilo de vida, Conocer que factores de estilo de vida y ambientales tienen un carácter protector, es fundamental para que podamos así prevenir o retrasar la aparición de la misma

La enfermedad se diagnostica mediante la historia clínica y entrevista que realiza el médico sobre los problemas de memoria y aprendizaje del paciente para llevar adelante la vida cotidiana así como preguntando a familiares o personas que conviven con el supuesto enfermo. Y como pruebas complementarias  la resonancia magnética (RM) y los análisis de sangre y orina, para  descartar otras posibles enfermedades que causarían demencia. Desgraciadamente, en la actualidad, no existe una cura para el Alzheimer, pero si tratamientos farmacológicos y estrategias no farmacológicas que pueden ayudar a controlar o retrasar sus síntomas (como algunos problemas de memoria, la agitación, la depresión o los síntomas psicóticos) y de esta manera mejorar la calidad de vida del paciente.

Conocer los síntomas e identificarlos es importante para detectar su inicio. Algunas señales de la enfermedad son:

  1.  Señales tempranas

Tener dificultad para recordar cosas por un problema de memoria
Hacer la misma pregunta una y otra vez
Tener problemas para pagar las cuentas o para resolver operaciones sencillas de matemáticas
Perderse
Extraviar o perder objetos o ponerlos en lugares extraños

2.   Señales posteriores

Pérdida en la capacidad para llevar a cabo algunas actividades de la vida diaria como olvidarse cómo cepillarse los dientes o peinarse
Estar confundido en cuanto al tiempo, las personas y los lugares
Olvidarse de los nombres de cosas comunes, como un escritorio, una casa o una manzana
Deambular lejos de su casa
Cambios de comportamiento como cambios de humor, irritabilidad, etc

El pronóstico de la enfermedad ha mejorado en los últimos años gracias al conocimiento de la misma, que nos ha permitido hacer un diagnóstico precoz y aplicar  terapias farmacológicas y no farmacológicas, que mejoran los síntomas. Sin embargo, de manera progresiva, la evolución lleva al paciente a una situación de dependencia absoluta.

Ana Sierra

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s