SALUD EN OTOÑO: EL ACNÉ, MITOS Y VERDADES

2016-09-19 14.16.44.jpg

El acné es una de las afecciones dermatológicas que tiene un claro exponente estacional. Se recrudece en otoño-invierno y presenta una mejoría durante los meses de verano. Podríamos definirla como una enfermedad inflamatoria que afecta a las glándulas pilosebáceas, que cursa con obstrucción de los poros y aparición de lesiones cutáneas de diversa índole y que está relacionada con una alteración hormonal. La sobreestimulación de estas glándulas aumenta la secreción de grasa y favorece la infección de éstas por bacterias propias de la piel (espinillas, puntos negros). Normalmente aparece en la pubertad, aunque también se puede hablar del acné en la mujer adulta. En estos casos el tratamiento sería diferente ya que estamos hablando de una piel con unas características de una piel madura.

Aunque la enfermedad tiene un claro componente hormonal, hay otra serie de factores que condicionan la evolución y pronostico del acné, como son factores ambientales, psíquicos o a varios de estos a la vez. Su diagnóstico no suele ser complicado pero si es importante diferenciarlo de otras afecciones que cursan con lesiones similares. Es importante saber:

  • El acné NO está producido por la suciedad de la piel, pero no se deben utilizar cosméticos de higiene muy agresivos, porque puede agravar la sintomatología. Utilizar productos específicos para ello, dos veces al día ya que además ayudará a una mejor acción del producto seborregulador que se utilice. Por supuesto NO deben utilizarse productos cosméticos con componentes grasos (lanolina, parafina, cera de abejas, etc)
  • NO existen evidencias científicas que avalen el poder comedogénico de ciertos alimentos: chocolate, embutidos, quesos, mariscos, etc.) Una dieta estricta libre en grasas no ayuda a mejorar el acné.
  • Los varones con acné deben utilizar mejor la cuchilla para afeitarse que la maquinilla, así como evitar after shave con alto contenido en alcohol
  • Importantísimo!!!!!! NO manipular ni espinillas, puntos negros, etc, ya que además de complicar la curación, se aumenta el riesgo de sobreinfección y el riesgo de quedar marcas
  • La exposición solar es beneficiosa siempre y cuando sea moderada y se utilicen cosméticos adecuado al tipo de piel. Si se está utilizando algún medicamento consultar al farmacéutico, ya que hay muchos que son fotosensibilizantes y la exposición solar no estaría recomendada.
  • La duración del tratamiento puede prolongarse durante semanas o meses o el año. Para aquellos casos más leves dependerá del tiempo que tarde en estabilizarse el patrón hormonal. Si el tratamiento es con antibióticos o derivados del ácido retinoico dependerá de la gravedad del caso

Por último, como recomendaciones generales:

  • Llevar una correcta higiene con productos de limpieza específicos mañana y noche
  • Complementar la higiene con un tratamiento hidratante específico para pieles acnéicas
  • Si aparecen espinillas tratarlas de manera local
  • Si sigue un tratamiento con antibiótico o ac retinoico seguir las instrucciones del dermatólogo y utilizar productos específicos de hidratación.
  • No rascar, apretar o frotar los comedones, para evitar marcas y que se extienda la infección

Dado que es un problema principalmente hormonal no es posible evitarlo, pero si controlarlo con las mejores medidas de higiene e hidratación.

 

Ana Sierra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s