SALUD EN VERANO: BOTIQUIN DEL VIAJERO

img_como_preparar_un_botiquin_para_viajar_10359_orig.jpg

 

Hablar de verano en muchos casos, es hablar de viajes, playa, montaña, excursiones, piscinas…. Es vivir al aire libre. Importante en todos estos casos, es contar con un botiquín adecuado a cada destino, que pueda resolver de manera rápida y eficaz las pequeñas dolencias o heridas que pueden surgir en un viaje, y que por un olvido al no haberlo previsto,  tengamos malos recuerdos del mismo. Importante también es, saber si se viaja con niños, ya que son más propensos a cualquier caída o enfermedad.

Lo que nunca debe faltar en un botiquín de viaje es todo el material de cura para pequeñas heridas, como cortes, arañazos, hematomas, ampollas, etc:

  1. Vendas, tiritas, gasas estériles, esparadrapo, puntos de sutura
  2. Antisepticos para la desinfección, y suero fisiológico para la limpieza
  3. Cremas o rollon para los hematomas
  4. Apósitos de hidrocoloides para las ampollas y rozaduras de los pies

Para las molestias gastrointestinales provocadas por los cambios de los hábitos de alimentación y de vida, como ardor, acidez y digestiones pesadas, diarreas y el estreñimiento y los gases:

Antiácidos y protectores de estómago, tipo omeprazol, ranitidina o productos sanitarios como el Neobianacid

Para la diarrea, loperamida o restauradores de la flora intestinal como son los probióticos siempre complementados con suero de rehidratación oral

Algún laxante en comprimidos, granulados, supositorios o infusiones. Si van acompañados de algún principio activo que evite o elimine gases, mejor

Incluir algún analgésico-antiinflamatorio tanto oral como tópico, para tratar dolores de cabeza o algún dolor muscular o menstrual

Por supuesto, ya que vamos de viaje y que todavía hay personas que sufren mareos al viajar en coche, avión o en barco, algún medicamento antiemético

Para prevenir picaduras de los mosquitos, usar repelentes en loción, pulseras o los aparatos. Dependerá si se va a un lugar u otro, para llevar un repelente extrem o normal. Y para evitar las reacciones alérgicas producidas por picaduras de insectos, plantas o medusas antihistamínicos de uso tópico, que alivian de forma rápida el picor e irritación de la piel

Además de los trastornos derivados de las picaduras e irritaciones, en la época estival, la gran perjudicada es nuestra piel, debido a las prolongadas exposiciones al sol. Por ello es necesario el uso de buenos y seguros fotoprotectores solares que van a evitar la aparición de leves quemaduras solares, que con el tiempo, pueden causar problemas más graves, desde envejecimiento prematuro de la piel hasta melanomas. Y por supuesto una loción hidratante y calmante para utilizar después y protectores labiales.

Añadir, por supuesto, la medicación que cada uno ya tenga

Ya lo que queda es, !!!!!!disfrutar del verano y de los días de vacaciones¡¡¡¡¡¡

 

Ana Sierra

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s