SALUD CAPILAR: A CADA PROBLEMA SU SOLUCIÓN

2016-02-01 13.40.04

El cuidado de tu cabello es un ritual más, dentro del ritual de belleza tanto en hombres como en mujeres, que requiere de productos específicos. Existen diferentes problemas capilares: cabello graso, caspa, cabellos muy secos, picores, caída del cabello….y para cada uno hay una solución. Numerosos factores externos pueden estropearlos, aunque estén sanos. En efecto, los tratamientos capilares (como los brushings, las coloraciones o los peinados), el sol, el viento, la contaminación, el estrés o el tabaco suelen estropear los cabellos. Estas agresiones provocan la degradación de la superficie del cabello y la cutícula, y acaban atacando la fibra capilar. Por lo tanto, los cabellos pierden su luminosidad y pueden volverse secos y quebradizos o incluso volverse grasos. Aún  si están sanos, es importante protegerlos y cuidarlos bien. Conocer como nos afectan todos estos factores y el tipo de cabello que tenemos nos ayudará a escoger el producto más idóneo para que nuestra melena luzca suave y brillante.

Realizar bien el lavado capilar es fundamental para que el producto escogido haga su función. En primer lugar si utilizamos un champú de uso frecuente, como su nombre indica, podremos utilizarlo a diario si tenemos la costumbre de lavarnos el pelo todos los días. Contrariamente a una idea difundida, no existe ningún inconveniente en lavarse el cabello cada día, utilizando eso sí, el producto adecuado. Si por el contrario utilizamos uno de tratamiento, usarlo como mucho dos veces en semana, y si es necesario lavarlo más días, un champú suave de uso alternante como coadyuvante al tratamiento dermatológico. Los champús « para bebés » no lavan de manera eficaz los cabellos del adulto, incluso tienden a engrasarlos. Realizaremos una primera jabonada para quitar la suciedad del cabello, enjuagamos y aplicamos una segunda dosis de champú que dejaremos actuar unos 5 minutos y volvemos a enjuagar. Evitar el agua muy caliente, sobre todo en cabellos secos y grasos.

CABELLO GRASO

Los cabellos son demasiado grasos en caso de desarreglo de las glándulas sebáceas que secretan demasiado sebo (hiperseborrea). Este sebo en exceso recubre el cuero cabelludo y se difunde a lo largo del tallo piloso. Visualmente el cabello graso da un efecto «cabello mojado». Las causas de este problema pueden ser internas: Hiperreceptividad de las glándulas sebáceas a estímulos hormonales, medicamentos o estrés y nerviosismo. O ser externas: Cuidados capilares inadecuados, agua de aclarado demasiado caliente,  brushing demasiado caliente cerca de la raíz y las exposiciones prolongadas al sol  o las agresiones mecánicas del cuero cabelludo por rozamientos demasiado intensos durante el lavado o durante el secado con la toalla.

Los cabellos grasos son a la vez apagados y más oscuros. Pierden su brillo natural y se oscurecen como si estuvieran mojados.  Si están  acompañados de caspa: se habla en este caso de caspa grasa

CABELLO SECO

Hay  cabellos secos por naturaleza, debido a una insufiencia de secreción de sebo y  cabellos secos ligados a las agresiones externas: climáticas, mecánicas o químicas.

Se aconseja utilizar productos capilares con texturas cremosas y aceitosas para hidratar, nutrir, desenredar y proteger al máximo el tallo piloso.

CAIDA DE CABELLO

En el cuero cabelludo se localizan de 100.000 a 150.000 cabellos y cada uno nace en un folículo piloso. Un ciclo de vida del cabello está compuesto por tres fases,  que se van repitiendo a lo largo de la vida:

  • Fase anágena: es la fase de crecimiento. Dura 3 a 6 años. El cabello crece.
  • Fase catágena: es la fase de descanso. El cabello para de crecer. Dura 3 semanas
  • Fase telógena: es la fase de caída. El cabello se elimina para ser sustituido por un nuevo cabello en fase anágena. Dura 3 meses.

La caída del cabello puede ser: ocasional, dura menos de 6 meses y se debe principalmente a el estrés, los cambios climáticos, los cambios hormonales, las dietas alimentarias, la contaminación… son agresiones diversas que puede sufrir el cabello. Aunque que este fenómeno sea transitorio, es preferible de reaccionar rápidamente desde los primeros signos. O ser una caída crónica de duración más de 6 meses. Cada ciclo es más corto que el precedente. Después de alrededor 25 ciclos, el folículo piloso se agota, se reabsorbe y desaparece, a veces con muchos años por anticipado. Como esta caída es esencialmente de origen genética, es importante adaptar el tratamiento para frenar el fenómeno y fortificar el cabello. Algunas enfermedades pueden también ser al origen de una caída de cabello crónica.

CABELLO CON CASPA

La caspa, denominada en términos médicos estado descamativo del cuero cabelludo, es un problema capilar extremamente frecuente. Se trata de una fina descamación, benigna, de la epidermis del cuero cabelludo. ”. Así, la caspa es la manifestación visible de una descamación excesiva del cuero cabelludo.

El principal responsable de la caspa simple es un hongo microscópico de tipo levaduras, llamado “Malassezia”. Numerosos factores son susceptibles de desencadenar la aparición de la caspa, o de agravarlos: el estrés, cansancio, hiperseborrea del cuero cabelludo, irritaciones del cuero cabelludo (por ejemplo intolerancia a productos capilares) y algunas enfermedades del cuero cabelludo como la psoriasis, la dermatitis atópica, algunos eczemas, la dermatitis seborreica.

Hay dos tipos de caspa: Caspa seca,  es fina (escamas de no más de 1 a 2 mm), blanca o gris claro, y cubre a menudo todo el cuero cabelludo (seco y deshidratado) dándole un aspecto “en polvo”. Se despega fácilmente y cae “en nieve” sobre los hombros. Se acompaña a veces de picor y rojez moderados. Y caspa grasa asociada a una hiperseborrea, las escamas están apelmazadas con el sebo.  El sebo se metaboliza por las Malassezias, provocando rojeces y picores. Espesa y amarillenta, la caspa se adhiere en el cuero cabelludo.

Albert DUCRAY, hijo de dermatólogo,  creó los primeros champús dermo-cosméticos, y lanzó su comercialización bajo la marca los Lik’ SAVONS allá por los años 30.  Hoy, Los Laboratorios Dermatológicos DUCRAY proponen una amplia gama de productos para el cuidado del cuero cabelludo y del cabello, productos de alta calidad, adaptados a cada necesidad, cuya actividad es sistemáticamente avalada por estudios clínicos.

Ana Sierra

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s