¿CONTROLAMOS LA DIABETES?

 

La diabetes es una enfermedad en la que el nivel de glucosa (azúcaimagen 1r) en sangre está por encima de los valores normales (110mg/ml en ayunas). La insulina es una hormona producida por el páncreas que ayuda a transportar esta glucosa dentro de las células de nuestro organismo para producir energía. Cuando por alguna causa falla la producción de esta insulina o se produce en menos cantidad o las células no son capaces de captarla, aumenta la glucosa en sangre y como consecuencia aparece la diabetes.

Me voy a centrar en la diabetes tipo 2, que es la más común en personas mayores de 40 años aunque cada vez es más frecuente que aparezca en sujetos más jóvenes y se relaciona con hábitos de vida como son las dietas ricas en grasa y el sedentarismo.

Las señales de alerta que nos pueden hacer sospechar de la enfermedad son: orinar con mucha frecuencia, tener mucha sed o hambre, sentirse cansado, visión borrosa o aliento con olor a acetona. En estos casos acuda a su médico.

¿Qué podemos hacer para evitarla? Algo tan fácil y a la vez tan complicado como mantener el peso, hacer ejercicio físico moderado, adecuado a cada uno y de forma regular y seguir una dieta equilibrada. O si estamos diagnosticados, ¿cómo controlarla? En primer lugar decir que es tarea de cada uno, y se puede hacer si seguimos unos consejos:

1.- MEDICAMENTOS:

Tomar los medicamentos que el médico ha prescrito, siguiendo sus indicaciones. Cualquier duda sobre su medicación, interacciones o efectos secundarios, pregunte a su farmacéutico

2.- ALIMENTACIÓN:

  • Cuidar la alimentación, realizando 5 comidas al día, tres principales y dos ligeras.
  • Evitar los azucares, miel, dulces, repostería en general.
  • Evitar las comidas y alimentos ricos en grasas: bollería industrial, tocino, guisos y estofados grasos, frituras, empanadas. Mejor utilizar métodos de cocinado más simples
  • Comer legumbres 2-3 veces en semana. Cuidar la cantidad de arroz, pasta, patatas o pan que se come.
  • Tres piezas de fruta al día y 2 de verduras u hortalizas
  • Utilizar aceite de oliva virgen extra

3.- EJERCICIO FÍSICO

  • Caminar una hora al día al menos 5 días a la semana, es un ejercicio cardiosaludable al alcance de todo el mundo. El ritmo alegre, que se note que el corazón trabaje. Si va a realizar otro tipo de actividad de mayor intensidad, acudir primero a su médico para una revisión.
  • Evitar estar sentado delante de la tele mucho tiempo

4.- HABITO TABAQUICO

El tabaco hace que sus vasos sanguíneos se contraigan y su corazón trabaje más fuerte. Es un factor de riesgo cardiovascular que en las personas diabéticas puede empeorar su situación. Dejar de fumar sería una excelente decisión para proteger su salud

 

No es por asustar, pero si no se controla la diabetes pueden aparecen a corto y largo plazo complicaciones que se deben conocer. Así a corto plazo bajadas bruscas de glucosa en sangre (hipoglucemia) o subidas (hiperglucemias) que pueden ser muy peligrosas. Y a largo plazo, debido al daño progresivo que la glucosa produce en los vasos sanguíneos y los nervios encargados de la sensibilidad, pueden aparecer enfermedades que afecten a la retina con pérdida de visión, al riñón, a los nervios,  enfermedad cerebrovascular, cardiopatía isquémica, circulación de las piernas o pie diabético llegando en algunos casos a amputaciones de extremidades.

Cuidemos nuestros niveles de glucosa en sangre y estaremos cuidando nuestra salud.

Ana Sierra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s